Los Llanos de Jerez, 10 y 12 / 28823 Coslada (Madrid) Tel: (+34) 916603000
Inventario e inspección

 

La Inspección de una estructura se define como el conjunto de actuaciones técnicas, realizadas de acuerdo con un plan previo, que facilitan los datos necesarios para conocer en un instante dado el estado de conservación de una estructura.   No forma parte quizás de lo que habitualmente se concibe como conservación propiamente dicha, pero es absolutamente necesaria para ella puesto que su finalidad es, por un lado, determinar las operaciones de mantenimiento o reparación adecuadas, cuando sean convenientes y, por otro, la adopción de las medidas de seguridad apropiadas para evitar cualquier tipo de accidente.

GEOCISA realiza distintos niveles de inspección que se diferencian en su intensidad, frecuencia, medios humanos y materiales empleados.   Estas son:
• Inspecciones Principales Generales
• Inspecciones Principales Detalladas
• Inspecciones Especiales








Se entiende por Inspección Principal una inspección visual minuciosa del estado de todos los elementos del puente, constituyendo una auténtica auscultación del mismo. A priori no requieren la utilización de medios extraordinarios. El objeto de realizar una Inspección Principal es la obtención de datos sobre los deterioros existentes en los diferentes elementos que constituyen el puente, de forma sistemática y ordenada.








Las Inspecciones Detalladas se realizan generalmente en estructuras de grandes dimensiones, en las que es difícil observar todos sus elementos sin medios de acceso específicos, o en estructuras con elementos singulares sin acceso visual directo (grandes cajones para realizar la inspección en el interior de los mismos, pilono de un puente atirantado), etc. Estas inspecciones requieren el uso de medios de acceso extraordinarios (pasarela de inspección de puentes, camión grúa con canastilla, barca, etc.) que garanticen la posibilidad de “inspección de todas las partes visibles”.








Las Inspecciones Especiales, a diferencia de las anteriores, no se realizan sistemáticamente o con carácter periódico, sino que surgen, generalmente, como consecuencia de los daños detectados en una Inspección Principal o, excepcionalmente, como consecuencia de una situación singular (como por ejemplo impactos de vehículos, daños por riadas o cualquier otro desastre natural, etc.). Necesariamente implican la presencia de técnicos y equipos especiales. En la Inspección Especial, además de la realización de un examen visual, se necesitan ensayos de caracterización y mediciones complementarias. Este nivel de reconocimiento requiere un plan previo a la inspección, detallando y valorando los aspectos a estudiar, así como las técnicas y medios a emplear.En general, las actuaciones a realizar en las obras de paso como consecuencia de los resultados obtenidos en la inspección requieren la redacción de un informe de caracterización y evaluación de daños o un proyecto de reparación. Algunos ejemplos de ensayos específicos son:

      • Análisis geotécnico del terreno con la extracción de muestras
      • Evaluación de la resistencia del hormigón mediante la extracción de probetas testigo
      • Ensayos esclerométricos
      • Mapas de sales
      • Ensayos de ultrasonidos
      • Evaluación de las características del acero mediante ensayos de tracción
      • Determinación de la situación de las barras de armado mediante equipos electromagnéticos (pachómetro)
      • Medidas de potencial eléctrico para determinar el estado de corrosión de las armaduras
      • Análisis químico del hormigón para detectar posibles causas de ataques sobre la pasta de cemento o los áridos • Contenido de iones cloro u otros en el hormigón que hayan podido favorecer la corrosión de las armaduras
      • Determinación de la profundidad de carbonatación • Análisis de soldaduras mediante líquidos penetrantes o gammagrafía
      • Etc.